Llámenos hoy mismo: (+34) 602 944 847

Qué hacer si tiene inquilinos problemáticos

Por en Articulos con 0 Comments

Alquilar una propiedad es siempre un desafío, tanto para los inquilinos como para los propietarios. Tan importante es encontrar un buen propietario como con un buen inquilino. Puede ser que el inquilino sea ruidoso y conflictivo. En este post, le damos las claves de este problema y cómo resolverlo.

Propietarios frente a inquilinos ruidosos

Cuando se alquila una propiedad, puede haber algunos escenarios desagradables tanto para el propietario como para la comunidad de vecinos.

En este sentido, puede ser que el inquilino sea ruidoso y conflictivo, de modo que no respete los principios básicos de convivencia para mantener una comunidad pacífica y agradable para los vecinos.

Una comunidad que puede exigir cuentas al inquilino y al propietario si no toma las medidas pertinentes para resolver el asunto. Esta es, por lo tanto, una mala situación para el propietario. Pero, ¿hay soluciones? Afortunadamente sí y están protegidas por la ley. A continuación le contamos todo.

Cuando el inquilino es ruidoso y molesta a la comunidad
La convivencia puede verse afectada por un inquilino que no respete el sueño de los vecinos con música a altas horas de la noche, gritos y ruidos innecesarios que afectan a la convivencia y al descanso de los vecinos.

La comunidad de vecinos puede exigir cuentas al propietario, que tiene la obligación de mediar para poner fin a la situación, de lo contrario, la justicia también tendrá en cuenta la responsabilidad conjunta del propietario y el inquilino en el problema de vecindad.

El marco regulador de la situación

La situación presenta tres dimensiones normativas que marcan las infracciones, las pautas de actuación, así como las responsabilidades pertinentes. Son las siguientes:

Las normas de la Comunidad de vecinos

La ley de propiedad horizontal establece que las reglas de cada comunidad de vecinos deben ser respetadas por todos y cada uno de los vecinos, sean o no propietarios, por lo tanto, esto es extensible a los inquilinos.

Ley de Propiedad Horizontal

En el artículo 7.2 de la ley se establece que «el propietario y el ocupante del piso o local no podrán realizar actividades prohibidas en los estatutos o en el resto de la propiedad, que sean perjudiciales para la misma o que contravengan las disposiciones generales sobre actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilegales».

LAU (Ley de Arrendamientos Urbanos)

El artículo 27.2 establece que la realización de actividades molestas por parte del inquilino es una razón suficiente para la terminación del contrato de alquiler.

¿Cuáles son las consecuencias para el propietario?

Con la ley en vigor, la comunidad de vecinos puede exigir al propietario que resuelva el conflicto, de lo contrario, el propietario también podría ser demandado por las actividades molestas del inquilino.

¿Qué puedo hacer?

Si la comunidad de vecinos afirma que su inquilino es ruidoso, hay una serie de medidas que puede tomar para resolver el problema.

Forma amigable

Tal y como dicta la Ley de Arrendamientos Urbanos, cualquier actividad molesta y perjudicial para la comunidad de vecinos es motivo suficiente para la resolución del contrato. Sin embargo, esta resolución debe ser bilateral, y si el inquilino no está de acuerdo, sólo un juez puede rescindir el contrato.

En este sentido, se puede intentar hablar con el inquilino y hacerle entender que es necesario el cese de la actividad, o de lo contrario se verá obligado a emprender acciones legales.

Burofax

Si después de intentar resolver el conflicto por la vía amistosa el inquilino sigue causando molestias al vecindario, es el momento de enviar un burofax a través de un abogado y con base legal haciéndole entender que su comportamiento tiene consecuencias legales y que el siguiente paso es la demanda.

Demanda

Si después de enviar un burofax la situación sigue sin resolverse, entonces será la justicia la que determine la solución y las responsabilidades de las partes.

En este sentido, el envío del burofax te protege para demostrar que has intentado mediar en el conflicto causado por tu inquilino.

Como verá, el proceso en caso de un inquilino ruidoso o conflictivo puede ser un auténtico quebradero de cabeza, por lo que es importante que previamente definas en el contrato todas las cláusulas relevantes para la resolución, siendo una de ellas la reflejada en el artículo 27.2 de la LSA «cuando en el hogar se produzcan actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilegales».

Y aunque el proceso con la justicia es lento y como propietario, usted está algo desprotegido, es cierto que al final, los tribunales le darán la razón.

FUENTE: SPAINHOUSES

Print Friendly, PDF & Email
About The Author
Israel Huertas Salazar

Inmobiliaria en Torrox. Ofrezco un trato personalizado y una contrastada experiencia como intermediario en la compraventa de inmuebles de todo tipo, oportunidades y grandes inversiones inmobiliarias, en diversas ubicaciones, tanto en Torrox, como Nerja, Frigiliana, Torre del Mar… y gran parte del territorio andaluz. Como broker inmobiliario, colaboro en red con todas las inmobiliarias y empresas promotoras y puedo conseguir la propiedad de su interés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *