Llámenos hoy mismo: (+34) 602 944 847

¿NERJA, PARAISO O FALSO INFIERNO?

Por en Articulos con 0 Comments

Ante todo, indicar que lo que escribo en este blog, en este caso es una opinión, y no necesariamente la mía, sino que es un compendio de lo que me comentan clientes y amigos (muchos de Nerja), y que obviamente, se trata de una mera visualización desde fuera de una de las ciudades más bellas de España, que como siempre digo, tiene el “Turismo por castigo” (menudo castigo), debido a sus preciosas playas, y su aún más o menos (más bien menos) mantenida forma de pueblo pequeño pesquero.

Obviamente, no ayuda nada el crecimiento sin control de la carga turística que soporta la ciudad a lo largo del año, concentrada, entre Julio y Octubre, pero que en los últimos años, se ha incrementado también durante el resto del año, notándose sobre todo en la falta de espacio en la ciudad para un número desorbitado de automóviles, no solo para aparcar, sino ya para transitar.

No ayuda tampoco que el ayuntamiento, que es quien debería tirar del carro del crecimiento y sostenibilidad de la ciudad, esté siempre en una eterna efervescencia, sin aportar soluciones útiles y desinteresadas para muchos problemas durante años y con diferentes partidos en el poder y la oposición, pero sobre todo que no se haya entendido que el Turismo es el por y para de esta ciudad, y que nunca se le haya dado la verdadera importancia.

Creo, y esta si es mi opinión, que el cargo de Concejal de Turismo, debería estar desempeñado por el propio Alcalde, debido a la transversalidad del turismo, al que todo le afecta.

Por poner un ejemplo de despropósito del ayuntamiento, no se entiende porque las obras, que deberían comenzar en noviembre y terminar en marzo, como máximo, comienzan en abril y terminan a mediados de Julio. No es una crítica, es una realidad que se vive año a año. Debo imaginar que se debe a la lentitud de la burocracia a la hora de contratar los servicios. Tampoco la limpieza es el fuerte de la ciudad, que como hemos comentado sufre una enorme carga de personas día a día, y el esfuerzo en mantenerla limpia no es suficiente.

Sin embargo Nerja es una barcaza que, aun a la deriva, sin embargo, va con un rumbo fijo y seguro, y es que parece que a pesar de todo, la ciudad es un imán para el turismo, y es para estar de enhorabuena.

Sin duda, la Cueva de Nerja, El Balcón de Europa, sus hermosas playas, la rica gastronomía, el increíble clima, etc… pueden de sobra con cualquier problema que surja, aunque no se solucione, y llevan a la ciudad a un puesto de honor en cuanto a la calidad y bondad de los servicios que se prestan, porque Nerja es ante todo gente, buena gente trabajadora y muy cálida, que es al final lo que de verdad, son las ciudades turísticas.

En definitiva, y como siempre he defendido, Nerja puede con todo, porque Nerja es TURISMO EN ESTADO PURO.

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *