Llámenos hoy mismo: (+34) 602 944 847

El gobierno quiere controlar el precio al alza y la disminución de los alquileres

Por en Articulos con 0 Comments

El alquiler es, sin lugar a dudas, un tema que el nuevo Gobierno tendrá que afrontar ante la crecida desmedida de precios que se ha experimentado en algunas zonas de la geografía española. Muy particularmente en la costa.

El nuevo Ejecutivo, pretende centrar su política en materia de vivienda en facilitar el acceso a un hogar en alquiler a jóvenes y mayores y frenar esa subida en el coste de la vivienda, dejando de lado por ahora, medidas destinadas al acceso a la propiedad.

El precio de los alquileres es el tema más apremiante, y entre otras medidas se proponen recuperar la duración de los contratos de alquiler a cinco años, limitar la subida de los alquileres —en caso de renovar contratos— a la evolución del IPC, además de incluir importantes desgravaciones fiscales para quien decide alquilar una vivienda por debajo de determinados precios y/o limitar las fianzas.

Entre las propuestas, los polémicos, y cada vez más numerosos, alquileres turísticos, deberían quedar fuera de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU).  Ya que solo cuando el arrendamiento sea de 15 días o más y no incluya ningún tipo de servicio adicional (desayuno, limpieza), se considera que debería regularse por la LAU. Por otro lado, si la cesión temporal es para arrendamientos inferiores a 15 días o para cesiones con servicios equiparables a los que ofrecen los hoteles, los alquileres turísticos quedarán fuera de la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Temas candentes y polémicos, que, sin embargo, estamos “sufriendo” entre comillas en Nerja, Torrox y el resto de la costa, y que obviamente necesitan de una reflexión importante, y sobre todo de tener claro,  hacia donde se va a ir, si queremos que la costa sea el salvaje oeste del alquiler, o sin embargo, se pueda al menos optar a vivienda en alquiler con garantías para inquilino y propietario y no todo se convierta en alquiler turístico, con lo que ello supone para los trabajadores de la costa, ya que cada vez es más complicado encontrar alquileres normales de larga temporada, y ello va a repercutir negativamente en los negocios de hostelería de la propia costa.

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *